viernes, 27 de marzo de 2009

Propósitos


--> --> -->Propósitos

¿Quien me creó?
¿Para qué fui creado?
¿Quién pidió que yo fuera creado?

Fuiste creado por Dios y para Dios
y hasta que no logres entenderlo y aceptarlo, la vida no tendrá sentido para ti.

Esta verdad cada día dará vueltas y vueltas en tu cabeza, hasta que la bajes a tu corazón.

La única manera cierta de saber su propósito sería de preguntarle al inventor, la persona que lo creó, o leer el manual del usuario. Lo mismo pasa con la vida. La Biblia es el manual del usuario de la vida y tu Creador es Dios.


Piense en un cuaderno. Está diseñado para escribir en él. Para eso fue creado. Ahora imagine que al cuaderno nunca se le da uso. Solo está guardado en la maleta. Al cuaderno no le importa.
Pero ahora imagine ese mismo cuaderno con un alma, consciente de si mismo. Pasan y pasan los días y él sigue en la maleta. Se siente extraño adentro, pero no está exactamente seguro porqué. 

Algo falta, pero no sabe que es.


Entonces un día alguien lo saca de la maleta y lo usa para escribirle unas cuantas líneas. El cuaderno está muy feliz. Al cuaderno le encanta ser usado. Sin embargo al finalizar el día, aún no se siente realizado. El tener unas cuantas líneas de escritura fue entretenido, pero no fue suficiente. Algo falta todavía.


En los días siguientes es usado a menudo. Escriben versos, palabras que levantan, que alientan. Sin embargo, aun se siente no realizado. Ansía más acción. Quiere que lo usen tanto como sea posible para edificar, levantar, prosperar, impartir sabiduría, porque está viendo que falta mucho.
Ahora entiende para que fue verdaderamente diseñado.


Hemos sido creados a la imagen de Dios para tener una relación con él. Tener esa relación es la única cosa que va a satisfacer esencialmente nuestras almas. Hasta que llegamos a conocer a Dios, habremos tenido muchas experiencias maravillosas, pero no nos hemos realizado. Hemos sido usados para algunos nobles propósitos, pero no para el que fuimos esencialmente creados, no para el que a través del cual encontraremos: la mayor realización.
 
Una relación con Dios es lo único que calmará nuestros anhelos. Jesús dijo, Yo soy el pan de vida: el que a mi viene, nunca tendrá hambre; y el que en mi cree, no tendrá sed jamás." Estamos hambrientos y sedientos en la vida hasta que llegamos a conocer a Dios. Tratamos de "comer" y "beber" toda clase de cosas para satisfacer nuestra hambre y sed, pero no obstante ellos permanecen.


Generalmente cuando dejamos a Dios afuera, tratamos de realizarnos en cosas que no tienen que ver con Dios, pero nada logra satisfacernos. Pasamos "comiendo" o "bebiendo" más y más, erróneamente pensando que "más es la respuesta al problema, sin embargo no estamos nunca completamente satisfechos.
 

Nuestro mayor anhelo es conocer a Dios, tener una relación con él. .. Por qué? 


Porque esa es la manera como hemos sido creados. 
Publicar un comentario

Tweets CRISTIANOS - Síguenos en Twitter

Los mas leidos

Páginas vistas en total